• Premio nacional hosteleria
  • Premio 2011

La Historia del Café del Norte

 

Los inicios: Familia Gómez-Sigler y el Sr. Ruiz Pérez

Allá por el mes de julio del año 1861 abría un nuevo Café en la ciudad de Valladolid, el “Café del Norte”, nombre que encuentra su explicación en la procedencia cántabra de sus fundadores, D. José Gómez y Dña. Juana Sigler. En un principio el “Café del Norte” se encontraba en el número 5 de la calle de Santiago -hoy Farmacia Pastor- ampliándose en 1875 con la adquisición del local sito en el nº 27 de la Acera de San Francisco -actualmente nº 11 de la Plaza Mayor- para formar un amplísimo local en forma de “L”.

El Norte de Castilla del 10 de julio de 1861 a propósito de su apertura decía:

“Nuevo Café.  Suponemos habrán visto nuestros apreciables lectores el nuevo y elegante café que bajo el título de Café del Norte se ha abierto en la calle de Santiago. La noche de su inauguración tuvimos el gusto de estrenarle y quedamos muy complacidos, tanto del servicio como de los géneros que tomamos.

Si continúa del mismo modo le auguramos un buen resultado, pues si bien es cierto que se van aumentando mucho esta clase de establecimientos, también lo es que cada día es mayor la importancia que va adquiriendo la población y por consiguiente la necesidad de que todo vaya creciendo.” Según cuentan, en esta primera época el establecimiento fue decorado con pinturas de D. José Martí y Monsó y de D. Ramón Micó. Asimismo, y al igual que hacían otros conocidos cafés como el Royalty, ofrecía conciertos, diferenciándose de otros locales por su conocida gaseosa de manzana que se fabricaba en el mismo establecimiento. Desafortunadamente la receta de esta gaseosa se perdió con el paso de los años.

La familia Gómez-Sigler continuó con la propiedad del “Café del Norte” hasta el 27 de marzo del año 1940, fecha en la cual entra como copropietario D. Faustino Ruiz Pérez. Si bien tal unión duraría pocos meses, ya que D. Aureliano de Castro se haría con las riendas del negocio en el mes de diciembre de 1940.

Aureliano de Castro y Castro


El 1 de diciembre de 1940 iba a ser una fecha crucial para el ya emblemático establecimiento vallisoletano, pues iba a coger las riendas del mismo D. Aureliano de Castro Castro, natural de Aldeavieja de Tormes, un pequeño pueblo al sur de la Provincia de Salamanca.

D. Aureliano que en fechas anteriores se encontraba con su tío en Gijón se hizo eco de un negocio que se traspasaba en Valladolid, y pensando que se trataba de una fábrica de harinas (negocio con grandes perspectivas de futuro en aquéllos difíciles tiempos de la posguerra), hizo las maletas con destino a Valladolid. Al llegar a la capital castellana pudo comprobar que lo que se pensaba era una fábrica de harinas en realidad se trataba de una cafetería. Lejos de amedrentarse, y con un espíritu emprendedor, decidió coger el traspaso, comenzando una nueva época para el “Café del Norte” de Valladolid.

En los primeros años de D. Aureliano, y tras pasar por algunas dificultades, el negocio fue prosperando y haciéndose famoso (a finales de la década de los 40 y en la década de los 50) por los espectáculos musicales que ofrecía y que ningún otro hacía por aquélla época.

El salón del “Café del Norte” que daba a la calle Santiago fue sede del Real Valladolid en el año 1945.

Con el paso de los años el local, fruto del carácter y vivencias de D. Aureliano, fue recogiendo infinidad de cuadros, fotografías, billetes, monedas e incontables objetos que le dieron durante muchos años un carácter y un alma especial, querida tanto por los vallisoletanos como por la “gente forastera” (como solía denominar D. Aureliano a aquéllos clientes que no eran de la ciudad).

Tras la jubilación de D. Aureliano su hijo, D. Fernando Castro Fernández, se fue haciendo con las riendas y la gerencia del establecimiento, procurando preservar el mismo tal y como se encontraba, pues esta era la voluntad de D. Aureliano.

Gracias a la capacidad de trabajo y sacrificio de D. Aureliano Castro y de su hijo Fernando podemos contar a día de hoy en Valladolid con el Café más antiguo y emblemático de la ciudad y uno de los más antiguos de España.

Herederos de Castro Sinde: situación actual

Tras el fallecimiento de D. Fernando Castro Fernández en el año 2005, D. Francisco Castro Sinde se ocupó directamente de la gerencia del “Café del Norte”, manteniendo la misma línea de negocio, pero introduciendo alguna mejora, siguiendo en la gerencia también tras el fallecimiento de D. Aureliano en el año 2008.

En el año 2008 la propiedad pasó entonces a manos de los nietos de D. Aureliano de Castro -Fernando, Francisco y Carlos Castro Sinde- que tras un breve período de reflexión deciden acometer una profunda reforma en el local para adaptarlo a los tiempos y a la normativa actuales. Quizá ésta última reforma, sea la más importante desde que el establecimiento abriese sus puertas.

En el año 2011, cuando el establecimiento cumple 150 años, comienza una nueva e ilusionante época para el mismo: el “Café del Norte” del s. XXI.

 

 

 

© alca.design | producciones alcastudios
El Café del Norte en Redes Sociales